miércoles, 10 de octubre de 2012

Fabio Poveda vigente en Barranquilla

Fabio Poveda Márquez
Fabio Poveda Márquez vive en la memoria de los seguidores del fútbol colombiano, de los enamorados de Barranquilla, de los apasionados por el periodismo y de los grandes exponentes del periodismo deportivo en la región Caribe colombiana.
Su paso por la vida dejó un sello imborrable e intachable por su gran capacidad para ejercer el periodismo, amar a sus hijos Fabio, Alex y César, y querer a sus amigos. Acompañó el crecimiento en este oficio a muchos y muchas en La Arenosa no sólo desde la esfera deportiva, sino también la cultural. Para ellos y ellas es un orgullo decir, yo soy de la escuela de Fabio Poveda o yo conocí a Poveda.

Nació el 29 de julio de 1940 en Sevilla, Magdalena y murió el 18 de  mayo de 1998 en Barranquilla, Atlántico, en la ciudad donde hizo su hogar e hizo su mayor aporte profesional. Escribió para El Espectador, El Diario del Caribe y El Heraldo. Se le atribuye la creación de El Heraldo Deportivo en El Heraldo. En radio trabajó en Todelar, Caracol y Emisora Atlántico. En esta última gestó y desarrolló el programa Deporte Espectacular. Fue socio del Círculo de Cronistas Deportivos del Atlántico. Sus crónicas tienen un encanto particular, permiten al lector sentir que llegaron a la fibra más sensible del personaje, tanto como el talento de Poveda lo lograba. Sus libros "Bolillo, Golpe a Golpe" e "Idolos con pies de barro".

Justo en estas fechas preliminares al Bicentenario de Barranquilla que se mezclan con los sentimientos y emociones de las eliminatorias para el Mundial de Fútbol en Brasil teniendo a Curramba como La Casa de la Selección, Fabio Poveda Márquez es una huella vigente por su contribución al periodismo, al periodismo deportivo y a las nuevas generaciones que heredaron Deporte Espectacular y hacen honor a su pluma desde las ondas hertzianas y la virtualidad.

Deporte Espectacular

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Gracias por sus comentarios y hacer parte de la Fiesta de Todos, Bicentenario de Barranquilla.