jueves, 21 de junio de 2012

La huella de Esthercita Forero

Esthercita Forero, la Novia de Barranquilla, nos dejó una cátedra de civismo a través de sus composiciones. Ni hablar de su amor y sentido de pertenencia por la ciudad que fue el motivo principal de ese idilio eterno con Barranquilla. En vida contó siempre que empezó a cantar desde muy temprana edad en reuniones familiares y escenarios locales. En su adolescencia hizo su primera aparición en público con proyección desde "La Voz de Barranquilla" y años más tarde empezaría giras nacionales que finalmente la llevaron a ser la primera mujer en cantar música del folclor colombiano no solo en su país sino en el exterior. Para su época y entorno rompió esquemas en las artes por atreverse a cantar y componer música del folclor costeño.
Inspirada por su terruño, sus calles y su gente, Esthercita luego de su éxito internacional que abrió paso a la música colombiana y otras expresiones populares del caribe, compuso y produjo música solo para Barranquilla. La fibra de cada barranquillero en el exterior se conmueve con los versos de Mi Vieja Barranquilla, La Luna de Barranquilla, Tierra Barranquillera, Campanitas Curramberas, Tambores del Carnaval, Volvió Juanita y la Guacherna, entre otros. Y quien quiere conocer los sentimientos de Curramba La Bella, solo tiene que detenerse en sus canciones. Recorrer Panamá, Santo Domingo, República Dominicana, Puerto Rico, Cuba, Miami, Nueva York y regresar a Colombia, era regresar como Juanita, con sus maletas cargadas de lejanía.
El Carnaval de Barranquilla acogió su propuesta de un desfile nocturno iluminado con faroles desde 1974, con el nombre de La Guacherna. Así como las grandes orquestas nacionales y extranjeras acogerían sus composiciones para saber que se ganarían el corazón de los barranquilleros y barranquilleras en cada actuación en terreno colombiano y el exterior.
En vida recibió el título emérito "por su indiscutible aporte a la música colombiana ante el mundo, por su dedicada labor y haber sido vocera de los más positivos valores de nuestra cultura del mundo" del Ministerio de la Cultura de Colombia en 1998 y la Orden de Policarpa Salavarrieta, con el grado de Comendador, de la Cámara de Representantes. Nació el 10 de diciembre de 1919 y falleció el  3 de junio de 2011. El Parque en su nombre ubicado en la Avenida 20 de Julio (carrera 43) con Calle  74, se erige la imagen de esta pequeña mujer en estatura, pero grandísima en corazón y amor por Barranquilla.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Gracias por sus comentarios y hacer parte de la Fiesta de Todos, Bicentenario de Barranquilla.